TC 5000

El elevador está situado frente al autocentrante móvil; cuando se vuelca y coloca la rueda en horizontal, el orificio de la llanta se halla siempre en línea con el centro del autocentrante. Resuelve de modo rápido y eficaz el problema de las ruedas pesadas.

El destalonador consiste en el uso combinado de los dos brazos de rodillos hidráulicos y el movimiento de traslación del autocentrante. Los dos rodillos son una ayuda necesaria durante el montaje y desmontaje de los neumáticos.

Espejo situado frente al operador, muy funcional y cómodo para controlar todas las operaciones que se realizan por debajo del neumático.

Para facilitar las operaciones de montaje, está dotado de un segundo brazo (indispensable para ruedas de gran diámetro). Lleva además un tercer punto de presión (brazo móvil Asistente), que sigue la rotación del neumático.

El autocentrante con capacidad de movimiento es un concepto completamente nuevo, dotado de un perno de fijación muy práctico en su uso. Tiene dos posiciones verticales, indispensables cuando se trabaja en llantas con canal invertido de gran tamaño.

La uña, de acero microfundido, está completamente recubierta de un material plástico especial que evita posibles daños en caso de contacto con las llantas de aluminio.  Trabaja sobre el mismo eje del autocentrante, en el que está situado, y permite al operador controlar siempre que su posición sea correcta, evitando cometer errores.

La consola ha sido estudiada y construida según un principio y una finalidad ergonómica. Todos los movimientos pueden accionarse con una sola mano.

La posición de los pedales y de los mandos manuales es cómoda, práctica y confortable para el operador, que no tiene que moverse de su posición de trabajo.